La economía informal
Por Samuel Peña Guzmán
Publicado Febrero 6, 2012

De acuerdo a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), la problemática de la economía informal se acentuó en los meses de mayores ventas en el año. En la reciente época navideña se observo precisamente el daño que le ocasiono la economía informal a los negocios establecidos legalmente.
Existen varias razones por las cuales las autoridades deben abordar la problemática. De los poco menos de 50 millones de personas económicamente activas en el país, solo unos 15 millones están registrados en el IMSS. Esto sin contar a los trabajadores registrados en el Issste, que ya sumados amos institutos, pudieran ser que poco mas de la mitad de la población económicamente activa en México (50 millones), se encuentra en la economía informal. Es decir menos de la mitad del PEA pagamos impuestos y el resto se encuentra en la economía informal, que abarca desde los que tienen establecidos mercados ambulantes, hasta los mismos narcotraficantes.
Mientras los comercios y tiendas departamentales pagan sus impuestos y cumplen con las legislaciones laborales, la economía informal propicia una competencia desleal entre el comercio y origina, indirectamente que el comercio establecido, disminuya sus ventas y se vean en la necesidad, inclusive en despedir personal con los efectos que esto ocasiona.
El consumidor común tiende a adquirir los artículos más económicos, sin embargo el comercio informal también trae consecuencias a largo plazo que perjudican al empleo, las percepciones salariales, y por ende, la economía nacional.
Me pareció interesante observar que en una de las propuestas en las reformas fiscales se pretendía gravar de una manera “estándar” los ingresos de los pequeños contribuyentes. Hasta cierto punto me parece que esto pudiera causar polémica en algunos segmentos de la población, sin embargo el fin que pretende el gobierno, me parece muy valido en virtud de que se pretendería tener una mayor recaudación para “regularizar” precisamente a los que están en la economía informal. De la misma manera, se impondría una cuota fija a aquellos comerciantes que se encuentran en la economía informal, ante la imposibilidad de hacerlo actualmente, en virtud de que no existe un registro de sus ventas e ingresos como resultado del comercio informal. Sin duda este es un tema muy debatible que pudieran de la misma manera pagar “justos por pecadores”. Seria aun mas interesante escuchar de los actuales precandidatos, cuál es su postura al respecto y como planearían abordar esta temática.
Es incuestionable que el gobierno necesita incrementar la recaudación fiscal, lo que es cuestionable, es aumentar la recaudación sobre la base del padrón de contribuyentes que ya se tiene. Es decir, aumentar una mayor carga fiscal en nosotros los contribuyentes, en donde apenas llegamos a los 20 millones de contribuyentes.
El objetivo del gobierno debiera enfocarse precisamente en tratar de facilitar o simplificar la incorporación de dicho sector, a la economía formal, para lograr no solo que contribuya con el pago de impuestos, sino que eventualmente se incorpore al comercio establecido, cumpliendo así con dos grandes tareas que nuestro país necesita. La simplificación de los procesos y la incorporación de los que se encuentran en la economía informal.
Me queda claro que el comercio callejero es una respuesta natural y positiva a la crisis económica. El comercio informal representa un ahorro para el consumidor. Sin embargo, el sector comercial establecido invierte en sus empleados, seguridad, capacitación, cumplen con sus obligaciones legales y fiscales, como lo son las prestaciones laborales, pagos de seguro social, aguinaldo entre otros. Esto genera que los comerciantes aumenten el valor de sus productos, mismo que impacta irremediablemente en el bolsillo del consumidor.
En conclusión, la solución debe darse por fases, simplificando primero la incorporación de los contribuyentes. Considero que hay que educar a la población a pagar impuestos y no a evadirlos. Como segunda fase, incorporar a la economía informal. Esta medida ataca la raíz del problema y eventualmente con el paso del tiempo, se logrará la incorporación del mercado informal a la formalidad.

* Samuel Peña es representante del Gobierno de Zacatecas en Nuevo León ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  / Twitter: @Samuel_Pena_G)